jueves, 1 de mayo de 2008

LOS HERMANOS MACHADO,DOS DESTINOS DIFERENTES


La Guerra Civil dividió España en dos bandos. Y no sólo fracturó un país, sino que también, ya sea por ideología o por el azar, dividió a muchas familias. Un ejemplo claro sería la familia de los hermanos Machado, Antonio y Manuel. Escribieron juntos varias obras(La Lola se va a los puertos, La duquesa de Benamejí...),pero tras el estallido de la guerra, sin embargo, cada cual corrió una suerte diferente.
Antonio Machado en 1939, con la derrota del ejército republicano, huye de España y se exilia en el pueblo francés de Colliure, donde poco después se produce la muerte del poeta y la de su madre con sólo tres días de intervalo. El cementerio donde yacen sus restos es hoy un lugar de peregrinación casi permanente.
Manuel Machado, al llegar triunfante a Madrid la sublevación de Franco en 1939,le dedicó a éste una poesía panegírica titulada "Al sable del Caudillo".Esto le valió el reconocimiento para poder vivir dentro de un régimen que exterminó y arrojó al exilio a tantos poetas, literatos e intelectuales. Cuentan los biógrafos que, después de publicado, sintió Manuel un gran arrepentimiento por haber publicado la poesía, máxime cuando se enteró de la muerte de su madre y hermano en el obligado exilio francés.
Tras el aperturismo de la dictadura franquista se dio de lado a todo poeta amparado por la dictadura y empezó a abrazar a esos otros que murieron o aún vivían en exilio.Así, Manuel Machado quedaría relegado a un segundo plano, ocupando Antonio un lugar de privilegio

1 comentario:

El Ratón Tintero dijo...

Las vidas de las personas son como líneas que se van trazando en todas direcciones.
A veces dos de esas líneas se cruzan en un momento dado, y siguen luego su camino para no verse nunca más.
A veces van en paralelo todo el rato, quizás esta forma sea la más complicada de mantener.
Y otras veces, no tiene nada que ver que hayan partido de un mismo punto para tomar distintas diagonales, o incluso perpendiculares como en este caso.
Te seguiré leyendo, nuestras líneas irán haciendo zigzag y así "nos tocaremos" de vez en cuando.